About

BLOG DE RECURSOS PARA TODO AQUEL CON INQUIETUDES SOBRE ARQUEOLOGIA, MUSEOLOGIA Y PATRIMONIO EN GENERAL.

domingo, 25 de marzo de 2012

Acaba la restauración del monasterio de San Millán de la Cogolla..


La restauración del monasterio de Yuso, en San Millán de La Cogolla, ha finalizado con la inauguración de su refectorio, que ha sido rehabilitado como otras dependencias de este Patrimonio de la Humanidad, después de doce años de trabajo y una inversión de 16,4 millones de euros.
Imagen del refectorio restaurado del Monasterio de Yuso de San Millán de La Cogolla, inaugurado hoy por el presidente de La Rioja, Pedro Sanz.
El presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, ha inaugurado hoy la rehabilitación de este comedor renacentista del monasterio, un amplio espacio revestido de madera de nogal, con mobiliario de finales del siglo XVI y principios del XVII.
Y, como para el resto de dependencias restauradas, mecenas y "benefactores" han apoyado económicamente las obras, en este caso la empresa Ferrovial, con casi 500.000 euros, ha recordado el presidente.
La obra tiene una vertiente "formal", la de acondicionar y restaurar un espacio más de Yuso, y otra "simbólica", la de cerrar una etapa marcada por grandes trabajos e inversiones en este monasterio, Patrimonio de la Humanidad desde 1997, junto al de Suso, que se encuentra en la misma localidad.
Hoy, casi quince años después, Suso (también restaurado) y Yuso, pueden ofrecer a miles de visitantes un aspecto ajustado a como fueron en su origen.
En el caso de Yuso, construido entre finales del XVI y comienzos del XVII, los restauradores han tratado de conservar el espíritu con el que se concibieron todos sus espacios.
Así, el refectorio destaca por su sobriedad, ya que en toda la sala, de más de 200 metros cuadrados, no hay ningún adorno salvo un púlpito tallado en madera con escenas de la vida diaria de los monjes que allí comían y rezaban.
Un púlpito que ha sido restaurado lo mismo que las sobrias mesas de madera de nogal y la bancada que se extiende por todos los laterales de la sala.
Además, de las paredes cuelgan cuadros de gran tamaño con retratos de obispos benedictinos (la orden que inicialmente habitó en Yuso); de San Geroncio, uno de los discípulos de San Millán de la Cogolla; de San Benito; y una escena bíblica, la cena de Emaús, inspirada en el Caravaggio del mismo título.
Junto a la restauración de muebles, puertas y un friso de la sala, se ha hecho un nuevo drenaje del refectorio, se ha reformado el pavimento de madera e instalado un sistema contra incendios, así como se ha cambiado la iluminación.
El arquitecto responsable del Plan Director de Yuso, Oscar Reinares, destaca la solución que se ha conseguido para evitar la humedad en este espacio, cuya rehabilitación comenzó a proyectarse en 2006, según recuerda a Efe.
Reinares explica que este refectorio, junto a otro menor ubicado enfrente -ahora Aula de la Lengua- y otros espacios más pequeños que servían de cocina y zaguán, permiten ofrecer un "testimonio" de la vida de los monjes benedictinos que ocupaban el monasterio al inicio del siglo XVII.
De su historia, Reinares señala que fue el arquitecto italiano Andrea Rodi quien diseñó este comedor y quien lo proyectó en 1580, aunque el mobiliario de nogal fue "contratado" en 1597.
Reinares reconoce que sido "un honor" intervenir durante más de una década en un monasterio que es Patrimonio de la Humanidad, en donde "las grandes obras han acabado". Aunque "siempre habrá que hacer cosas" para su preservación, ha matizado.
Y, sobre ese futuro, Reinares es optimista, porque recuerda que en el monasterio se pasó, en su historia, "seguramente por peores momentos", de los que se salió adelante y se logró una "joya", el actual conjunto histórico de San Millán.
Pedro Sanz ha reconocido que hoy es "el final de una etapa" para Yuso, iniciada en 1997 cuando fue declarado Patrimonio de la Humanidad después de encontrarse las primeras palabras escritas en castellano.
El presidente ha asegurado que este conjunto histórico es un "orgullo", pero también "una responsabilidad" para la comunidad autónoma, porque ha recordado que San Millán de la Cogolla es la referencia nacional e internacional para La Rioja.
A la inauguración han asistido el prior provincial de los Agustinos Recoletos (que habitan el monasterio), Daniel Ayala, y el director de Construcción de Ferrovial, Ángel Luis Sánchez, además de los consejeros Gonzalo Capellán y Antonino Burgos y varios personalidades de la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.